Pronóstico del año Tigre de Agua Yang

A lo largo de este texto podemos descubrir qué nos trae este año, qué patologías pueden surgir y qué podemos hacer para remediarlo.

La astrología china tiene la capacidad de determinar qué energías van a tener lugar en cada momento de la vida. Así pues, cada año, mes, día e incluso hora está dominado por una energía concreta. La disposición de estas permite pronosticar no sólo el tiempo atmosférico que va a haber, sino también las enfermedades que pueden aflorar si la persona no está equilibrada. Para ello, se deben hacer una serie de cálculos en base a los Troncos Celestes, las Ramas Terrestres, las Seis Divisiones y las interrelaciones de los Cinco Elementos1.

En Medicina Tradicional China (MTC) la meteorología es de suma importancia, ya que puede influenciar en nuestro estado de salud. Así por ejemplo, el Frío afecta negativamente al elemento Agua, el Viento a la Madera, el Calor al Fuego, la Humedad a la Tierra y la Sequedad al Metal. Por ello, tener con antelación esta información, puede ayudarnos a prevenir posibles patologías tanto físicas como emocionales.  

En la Antigua China se tenía una visión global, de tal modo que no buscaban tener la previsión del tiempo de cada ciudad o pueblo, sino de todo el territorio en su conjunto. Por esta razón, los cálculos aportados no determinan el clima de la ciudad en la vives, sino de todo el territorio que comprende la misma latitud de China. 

Asimismo, hay que tener en cuenta que cuando se determinó esta forma de calcular y pronosticar el tiempo, hace más de 2000 años, no existía contaminación, ni cambio climático, por lo que hasta la entrada de la revolución industrial la predicción era más fiable que la que podemos encontrar en la actualidad. No obstante, aunque puedan existir desaciertos en cuanto a la meteorología, los datos reportados sobre las patologías siguen siendo fiables. 

En MTC no hay nada bueno ni malo, sino que todo depende… Depende de para quién, de cuándo, de dónde… por lo tanto, pronosticar si un año va a ser bueno o malo constituiría un argumento muy vago y nada clarificador, pues lo que para unos puede ser bueno, para otros no tanto. Por consiguiente, es necesario que se lleve a cabo una lectura del año desde la neutralidad, comprendiendo y reflexionando qué podría ocurrir tanto si se toman medidas para prevenir, como si no. 

El 1 de febrero de 2022 comienza un nuevo ciclo, concretamente el año 4720 según el calendario chino. Con él se inicia la sinergia entre la energía del Cielo y de la Tierra dando como resultado el año del Tigre de Agua Yang. 

A nivel meteorológico se prevé un año ventoso en general, siendo bastante cálido la primera mitad del año, con su punto más álgido de calor desde finales de mayo hasta primeros de julio. La segunda parte del año se augura aún más ventoso, finalizando el año con un invierno bastante frío. 

Física y emocionalmente, el gran protagonista del año Tigre de Agua Yang es el elemento Madera (Hígado y Vesícula Biliar) y todo lo que en sí conlleva. La Madera en equilibrio es armoniosa, pacífica, con una necesidad imperiosa de expandirse, de florecer y ser libre allá donde le lleve el viento. Es creativa, con gran capacidad para desarrollar proyectos o ideas, es justa y correcta. Así pues, atendiendo a la energía Yang del año, este será un periodo de enorme expansión, en el que los viejos esquemas deben quedar atrás, a un lado, para dar paso a una nueva fase de transformación, de crecimiento. En consecuencia, debemos tratar de fluir con la vida, con la energía del año, pues nos forzará a llevar a cabo tales acciones, de tal forma que si nos resistimos al cambio, podrían aparecer complicaciones en nuestro día a día. 

La estabilidad del elemento Madera en nuestro organismo depende principalmente de dos factores que se interrelacionan entre sí. Por un lado, es preciso que el elemento Agua (Riñón y Vejiga) de la persona sea saludable, ya que este se encarga de nutrir a la Madera. De no ser así, la ayuda que aporta el Agua a la Madera resulta insuficiente, por lo que la Madera termina saturándose de trabajo y comienza a desequilibrarse. Por otro lado, puede que la persona tenga un elemento Agua fuerte y vigoroso, pero que sus circunstancias personales no le acompañen, es decir, que sus emociones sean las propias de una Madera encerrada y bloqueada, frustrada por vivir con el anhelo de expandirse y avanzar. Ambos factores están ligados entre sí, de forma que el desequilibrio físico puede llevar a lo emocional y lo emocional a lo físico. 

El organismo está formado por los cinco elementos, los cuales se relacionan entre sí a través de la Relación de Generación y de la Relación de Control (explicado con detalle en el libro Alquimia Culinaria). Esta dependencia entre los diferentes elementos implica que en el momento que uno se desequilibra, interfiere en la estabilidad del resto, haciendo mayor estrago en dos de ellos, de modo que, de los cinco elementos, van a ser tres los que se vean más perjudicados: el causante y dos afectados colateralmente. 

Tal y como indicábamos anteriormente, el principal protagonista de este año es el elemento Madera, por ello, en caso de falta de armonía, las principales patologías que podrían surgir están relacionadas con dicho elemento, especialmente lo concerniente al Factor Patógeno Viento2: picores, vértigo, temblores, espasmos, cefaleas, acúfenos, ictus…

El elemento Madera tiene una relación directa con el elemento Tierra a través de la Relación de Control, de manera que según cómo sea el estado de la Madera así será el control o sobrecontrol que ejerza sobre la Tierra (distensión y/o dolor abdominal, problemas digestivos, ardor, regurgitaciones, diarreas…). 

El tercer elemento en discordia es el Fuego (Corazón e Int. Delgado), el cual debe ser nutrido por la Madera, pero si este está en desarmonía, el sustento que aporta es inadecuado, por tanto el Fuego comenzará a desequilibrarse. Si el elemento Agua está fuerte, puede ayudarle a través de la Relación de Control, pero si no fuera así, podrían desarrollarse patologías específicas del Fuego: palpitaciones, nerviosismo, problemas cardiacos, problemas mentales…

Psicológicamente, el año va a estar marcado por la condición de Agua Yang del Tigre. El nivel de influencia de esta energía en nosotros dependerá de lo fuerte o débil que la tengamos. 

Si el Agua está equilibrada, la persona se siente segura, fuerte, capaz de adaptarse a cualquier tipo de cambio, pero si no lo está, empiezan a aparecer los miedos, la inseguridad y la necesidad preponderante de controlarlo todo, ya que la sensación de control nos hace sentir más seguros, siendo este un estado de falsa seguridad que fácilmente puede tambalearse.

Cuando el miedo aflora, inmediatamente nuestra mente activa los sistemas de alerta y comienza a buscar un culpable externo de lo que nos pasa, ya que nos alivia pensar que todo cuanto nos ocurre es ajeno a nosotros, pudiendo así volcar toda nuestra ira, fruto del miedo, en el culpable externo. Esta situación implica entrar en un bucle de constantes conflictos (miedo-ira-odio), que sólo tendrá fin si paramos nuestra mente, hacemos un viaje introspectivo a lo más profundo de nuestro ser, observamos nuestros miedos y nos hacemos responsables de ellos. En muchas ocasiones, puede que no sea una tarea fácil, por ello es totalmente recomendable que superemos el tabú de las consultas psicológicas y nos dejemos guiar por profesionales. 

La energía Agua Yang viene a romper nuestras estructuras, a zarandear todo aquello que durante años creíamos estable, se presenta para incitarnos a la renovación, al renacer. La tarea es doble cuando se trata de relaciones personales, ya sean afectivas o profesionales, puesto que, para que el vínculo siga fluyendo, se requiere que ambas partes se renueven.

En definitiva este año Tigre de Agua Yang nos da la oportunidad de expandirnos, de llevar a cabo numerosos proyectos creativos y satisfactorios y de seguir creciendo a través de la gran escuela que es la Vida. 

Y ahora, ¿qué podemos hacer?

En primer lugar, si ya se presentan en nuestro organismo algunas patologías serias relacionadas con los elementos Madera, Tierra o Fuego, sería conveniente acudir a una consulta de MTC con el fin de mitigar los posibles efectos resultantes. 

Tanto si se tienen síntomas como si no, lo más importante de la salud reside en conservarla a través de la prevención, así pues las principales pautas para este año consisten en regular a la Madera mediante la dispersión de su energía y en fortalecer al elemento Metal para que este someta a la Madera gracias a la Relación de Control. 

Recomendaciones a tener en cuenta: 

Alimentación: 

  • Comer alimentos de sabor amargo y picante. En el caso de personas calurosas o con patologías de calor, no deberían comer picantes, sólo alimentos amargos. El sabor amargo dispersa a la Madera, mientras que el picante fortalece al Metal. Puesto que se prevé la primera mitad del año más calurosa, deberíamos dejar el sabor picante para la segunda mitad del año. 
  • Comer alimentos que promuevan la circulación del Qì de Hígado: espinacas, brócoli, achicoria, té verde, té negro, mijo, menta, orégano, apio, sésamo negro, alcaparras, perejil, puerro, té de menta…
  • Comer algas regularmente. Estas contienen una gran cantidad de propiedades, entre ellas, fortalecen el elemento Agua y limpian todo el organismo de impurezas (Humedad). En el libro Alquimia Culinaria podemos encontrar una tabla comparativa de los diferentes tipos de algas, así como el valor nutricional de las mismas. 
  • Si se confirma que la primera parte del año es calurosa, se deben evitar alimentos de naturaleza Caliente o Templada, tendiendo a aquellos de naturaleza Neutra o Fresca. Esta recomendación es en términos generales, puesto que una persona que tenga Frío externo o Frío por insuficiencia de Yang, puede seguir tomando alimentos Templados. 
  • Evitar alimentos que producen Humedad, ya que estos debilitan la Tierra: comida precocinada, salsas procesadas o grasientas, trigo, lácteos de origen animal…

En el libro Alquimia Culinaria se puede encontrar un amplio listado de alimentos clasificados por su naturaleza, sabor, lugar de actuación y propiedades, así como una explicación detallada de los conceptos Humedad, Naturaleza del alimento, y de cómo combinar los alimentos para que estos sean alimentos medicina. 

Deporte:

El deporte es un gran regulador de la Madera en general, pero para que este actúe como medicina, debe ser moderado, es decir, no se debe llegar a la extenuación o al agotamiento, ya que de lo contrario, terminaría afectando negativamente en esta. 

  • Para la Madera: yoga, taichi, caminar por la naturaleza
  • Para el Metal: natación, escalada, cardio (menos correr o bicicleta), qi gong.

Emociones: 

  • Evitar rodearnos de emociones o informaciones que nos generen miedo, es decir, evitar los informativos. Esto no significa que vivamos desinformados, sino que elijamos con conciencia de qué tipo de medio deseamos recibir la información. 
  • Promover reuniones entre amigos y familiares que nos inciten a la alegría y a la risa. 
  • Retomar, tan pronto sea posible, el abrazo, el contacto con los demás, la ternura, el cariño. 
  • Fomentar la comunicación saludable en la que abrimos las puertas de nuestro corazón para mostrarnos tal y como somos, exponiendo nuestros miedos u otros sentimientos, con el fin de evitar malentendidos que lleven al conflicto. Es primordial recordar que la mayoría de la población no tiene la capacidad de leer la mente, de ahí la importancia de mostrarse. 
  • Meditar regularmente: la meditación es de las herramientas más potentes que existen para fortalecer el elemento Agua. A través de esta podemos bajar a nuestras profundidades y comprender qué nos pasa. 
  • Estar en contacto con la naturaleza, tener animales y/o plantas, siempre con responsabilidad.

Digitopuntura:

¿Qué es es la Digitopuntura?

La Digitopuntura es el masaje con el dedo pulgar o índice que se realiza sobre puntos de acupuntura. Esta tiene un efecto muy parecido al de la acupuntura, pero al ser menos potente, se requiere tener constancia y realizarlo a diario o casi a diario. 

¿Cómo se realiza? 

Sobre el punto elegido hay que presionar y sin dejar de presionar, hacer círculos hacia fuera durante unos 5 minutos. Si existen varios puntos para realizar el masaje, se pueden elegir dos o tres en cada sesión e ir variando según el día. 

Los puntos que no estén en la línea media del cuerpo, el centro del cuerpo, son bilaterales, es decir, si están en un brazo, también están en el otro, de forma que hay que masajear los dos por igual, al mismo tiempo o primero uno y luego otro.

¿Qué puntos masajear durante el año Tigre de Agua Yang?

  • V65, Pc6 y H3 (en caso de hacer acupuntura, es necesario dispersarlos)
  • C9, R1y E36 (en caso de hacer acupuntura, es necesario tonificarlos)

Espero que toda la información aportada sirva de guía y ayuda para el nuevo ciclo de vida que iniciamos. ¡Feliz año del Tigre de Agua Yang!

Luz, Amor y Vida.

“Cuando todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él.” – Henry Ford

Cristina Martín Brito

Notas:

*1 Los Troncos Celestes (天干 tiān gān) hacen referencia a los cinco elementos en combinación con el yīn y el yáng, es decir, Madera yáng, Madera yīn, Fuego yáng, Fuego yīn, Tierra yáng, Tierra yīn, Metal yáng, Metal yīn, Agua yáng, Agua yīn. Por su parte las Ramas Terrestres (地支 dì zhī) hacen alusión a los doce animales que se corresponden con el horóscopo chino, los cuales también tienen una naturaleza que responde a los cinco elementos y al yīn y al yáng. 

*2 Factor Patógeno Viento: explicado con detalle en el libro Alquimia Culinaria

Últimas Entradas del Blog